Días atrás, Lee Clow, leyenda de la creatividad mundial, anunciaba su retiro de la publicidad, después de más de 50 años de carrera, tiempo en el cual creó icónicas campañas como “1984” para el lanzamiento del Macintosh de Apple. Conversamos con Daniel Achaval, CEO de Oniria/TBWA, para que nos comparta su experiencia personal de haber trabajado con Lee, quien interactuó activamente con la agencia en los últimos años.

 

“1984” es considerado, según una encuesta mundial de Advertising Age, como el mejor comercial de todos los tiempos. Es una de las joyas de Lee Clow. Dirigida por Ridley Scott, se emitió una sola vez (en el transcurso del Super Bowl, el 22 de enero de 1984)

 

 

  • Daniel. ¿qué representó para ustedes haber tenido a nada menos que Lee Clow como uno de los mentores de la agencia?

Lee es una leyenda de la publicidad porque estuvo detrás de trabajos icónicos en un momento donde California tuvo que remar mucho para figurar en el mapa de la creatividad global. Y la grandeza de Lee es que no sólo hizo grandes trabajos sino que también formó a muchas personas que hoy la están rompiendo (como Brent Anderson, Rob Schwartz, Duncan Milner, Stephen Butler, entre otros), y logró crear procesos de pensamiento creativo, como el Disruption y Media Arts Planning de TBWA.

 


“Lee defendía que la buena publicidad no es fácil y hay muy poca”


 

Lee Clow ejerció de mentor de la agencia e interactuó por mucho tiempo con sus referentes. Aquí con Rodrigo Weiberlen y Camilo Guanes en Cannes.

 

  • ¿Cuáles fueron las principales enseñanzas que te dejó Lee?

Make it smart. Make it beautiful. Have fun.

 

  • ¿Tenés alguna anécdota con él que quieras compartir con los lectores?

Cuando fui a TBWA Chiat Day en Los Angeles, pensé que su oficina iba a ser la más imponente (por ser lo típico de los jefes en publicidad) pero era una muy discreta en el medio de todos los creativos, con muchos trabajos de la agencia pegados a la pared. Ahi nos contaron en la agencia que su oficina no es de reuniones, sino es su taller de trabajo.

 

  • ¿Algo más que quieran agregar?

Lee defendía que la buena publicidad no es fácil y hay muy poca. Sobre todo hoy, con la cantidad de personas  que trabajan más en procesos, informes, diagnósticos y negocios financieros que en ideas propiamente.

Lee siempre defendió que estamos en el negocio de las ideas, porque son las acciones que pueden mover las cosas hacia adelante.

 


“Cuando fui a TBWA Chiat Day en Los Angeles, pensé que su oficina iba a ser la más imponente (por ser lo típico de los jefes en publicidad) pero era una muy discreta en el medio de todos los creativos)”