Rockero ya vio pasar a demasiado Agulla&Baccetti Paraguayo. Es hora de que eso pare

 

Ayo -de hallarse, estar en plenitud- es una forma de ver la vida sintiéndose a gusto con uno mismo. Esa filosofía es la que Luis Duarte Ayala (Conde Grand & Asoc., DDB Needham, Nasta, Mass, Ogilvy, ENE BTL, Lupe, White) buscó imprimir a su emprendimiento, una agencia que fundó  hace 4 años con el concepto de “Agencia de Autor”. CreativoRoga hace un balance con Luis de este periodo, en el cual también reflexiona sobre ciertos aspectos de la cultura publicitaria local.

 

  • ¿Cómo se hace para crear una agencia de cero, sin traicionar tus principios?

Con la gente adecuada. Se puede gracias a la gente, que confió en el proyecto desde el día uno y hasta hoy nos acompaña, ellos saben quiénes son, siendo coherentes con lo que decimos y hacemos, eso nos llevó a que más gente afin al proyecto, a nuestros ideales, se sume y lo haga parte. Yo creo que si vos cuidas de la gente la gente cuida de vos y así. Tengo demasiado claro lo que quiero y nos es fácil decir por aquí sí, o por aquí no.

Ellos, mi equipo, me ayudan mucho a mantenernos firmes en el camino. Ayo no es mejor que nadie solo un poco diferente.

Perdí dinero, pero como lo leí a Carlos Pérez (CEO de BBDO Argentina) en una entrevista…“No es principio si no estás dispuesto a perder dinero por él”,  pero para mi el dinero no es un fin, soy creyente y, sin ponerme místico, sé que no se puede servir a dos dioses al mismo tiempo, el dinero es el resultado de un trabajo bien hecho, nada más. Yo ni siquiera me considero “empresario”, me queda demasiado grande eso.

En resumen, con la gente adecuada y sin miedo a perder. Estaba en cero literalmente, tenía todo para ganar , nada que perder y así viene siendo, gracias a Dios.

 

Deforested Pages, acción de AYO para el Diario 5 Días

 

  • Te apalancaste en el concepto de “Agencia de Autor”, y con ello te posicionaste como una alternativa diferente en el mercado, ¿cómo hiciste para lograr, en ese momento, transmitir esa nueva visión de agencia a tus clientes y colaboradores?

Sigue siendo todo un desafío, pero dentro de los balances que uno hace por los cuatro años creo que recién ahora realmente se percibe que Ayo es eso nada más, una opción diferente, no es mejor ni peor que nadie, admira a las grandes agencias y a sus colegas, sabe del esfuerzo que implica manejar una operación aún mayor porque de ahí venimos, pero solo eso, quiere ser una opción, una alternativa. Creo que los colegas ya no nos ven así como un competidor, saben que ni ahí estamos. Ellos son Los Rolling, los Beatles nosotros capaz somos más parecidos a los Sex Pistols, en ese sentido, casi como un movimiento contra cultural, solo eso.

 

  • Dicen que ser emprendedor es un deporte de riesgo, y ambas facetas te identifican (Luis practica golf, trail running y es un enfermo olimpista)  ¿Qué relación guarda el deporte con los negocios? ¿te ayudó el deporte en tu profesión?

Tiene todo que ver conmigo, entender que no se todo, que hay gente mucho mejor que yo pero que por eso debo entrenar el doble, debo ser disciplinado y a la vez disfrutar de lo que hago. Llevado al campo profesional es exactamente igual, lo que no sé, me asesoro, lo que me falta aprendo, me capacito y como en una carrera, sé muy bien que no voy a abandonar, la voy a terminar como sea. Lo de Olimpia tiene muchos significados, en una era donde te dicen “no seas tan emocional…”,  lo único que les puedo asegurar a mi equipo de la agencia, a mis clientes, es que vivo el trabajo con la misma lealtad y pasión que con mi Club, así de intenso, así de emotivo.

 

  • ¿Cómo balanceás tu vida profesional con la personal? ¿Qué hábitos que consideras fructíferos cultivás más allá de la agencia?

Entrenar, me sirve muchísimo para balancear mi vida en el equilibrio justo, saber que cuando más entreno, más corro, más deporte hago, mejor rindo en el exigente ritmo que demanda estar al frente de la agencia y de las expectativas del mercado.  No solo veo una mejora sustancial en mi vida profesional, también en mi rendimiento con mi familia, estableciendo prioridades claras -mis hijos que son el fin de todo lo que hago- para rendirles a ellos, yo no quiero servirme de ellos, quiero llegar a viejo sano para poder servirles, para poder disfrutarnos como amigos. Creo mucho en la calidad de vida que te aporta el deporte y la vida sana, lastimosamente hoy está muy banalizado y se toma por el lado superficial.  Y en nuestra industria se crea (y cree) mucho en el mito de un estilo de vida más parecido a un rock star y nada que ver, bájense del pony con eso. No me considero un workaholic, sí un tipo comprometido y responsable.

 

  • ¿Recordás el momento en el que decidiste abrirte del mundo corporativo y emprender tu propio “hallo”? ¿cuál fue tu motivación principal?

Empecé muy chico, a los 17 años como ordenanza en una pequeña agencia, hice gran parte de mi carrera en grandes agencias de las cuales aprendí mucho y soy muy agradecido, llegué tipo a los cargos más altos y ayudé a crear nuevas unidades de negocio, llegué muy pronto a mi tope y ya no disfrutaba lo que hacía, no me “hallaba”,  de ahí vino el modelo y el nombre de la agencia en la que estoy actualmente.  Mi motivación en todo son mis hijos, no les voy a dejar campos ni una gran herencia, sí una vida dedicada al trabajo, a la publicidad que todo me dio.


“Entrenar, me sirve muchísimo para balancear mi vida en el equilibrio justo, saber que cuando más entreno, más corro, más deporte hago, mejor rindo en el exigente ritmo que demanda estar al frente de la agencia y de las expectativas del mercado”

LUIS DUARTE AYALA, CEO DE AYO AGENCIA DE AUTOR


 

  • A lo largo de este tiempo, ¿Qué ideas o campañas consideras les dieron las mayores satisfacciones a la agencia?

Nuestro trabajo viene siendo tal vez más de fondo que de forma, es por eso que estamos muy contentos con el aporte que venimos haciendo para L´uomo, para la Universidad Americana, más allá de los premios o la visibilidad de piezas creativas el resultado de ellos en posicionamiento, marca y ventas es lo que nos satisface.

Creemos en un modelo de marcas que si se aplica de manera consistente, coherente se van a ir viendo los resultados.

Otra de las grandes satisfacciones de estos años es la poder elegir y colaborar con muchos colegas que por el modelo ni podríamos soñar con tenerlos dentro de nuestra nómina, pero eso, haber trabajado con Juan Carlos Gomez, Victor Candia, Noelia Perez, Juanma Cabarcos, Ralphie Z, Jero B, Ale H. por citar solo algunos en determinados proyectos… da demasiado gusto darse ese gusto.

 


“Poder decir que NO es parte de la madurez que tenemos como Agencia”

LUIS DUARTE AYALA, CEO DE AYO AGENCIA DE AUTOR


 

  • Mirando atrás, ¿cuál consideras fue una decisión no tan acertada y que probablemente hoy no tomarías en la agencia?

Todas las que tomé fueron las adecuadas por que las hice y tomé en ese momento, creo mucho en vivir el aquí y ahora, a lo sumo he aprendido (y mucho) de los errores pero les tengo hasta cariño. Vivimos en una sociedad que castiga demasiado el error y no se permite equivocarse, yo la cagué y seguro la voy a seguir cagando, siempre fiel a mis valores, a mis principios pero tratando de aprender siempre de ellos.

  • ¿Tenés políticas especiales a la hora de trabajar con una marca?  ¿por qué te impusiste estas autorestricciones?

Yo creo que todas las agencias no son para todos los clientes ni todas las marcas para todos las agencias, poder decir que “No” es parte de la madurez que tenemos como Agencia, parte de conocer nuestras limitaciones y convertir a lo escaso como un atributo, queremos ser luego una agencia chica, la que todas las agencias querrían ser si pudieran ser chicas (otra vez).

Tiene que ver con, en vez de tener Misión y Visión, muy cliché ,muy de cuadro de oficina de cliente corporativo, nosotros preferimos desarrollar más bien una Filosofía y Cultura, la cultura es dinámica pero se construye todos los días y ser coherente con eso es lo que creo que finalmente se está terminando por instalar… “mirá estos tipos no participan de licitaciones porque se dedican a los clientes con los que tienen contrato asumido”“mirá esta agencia no quiere ser grande”… si escuchas esto y sabes que te eligen por eso, es ahí cuando decís, bien, sigamos, el mensaje está llegando!

 


“Vivimos en una sociedad que castiga demasiado el error y no se permite equivocarse… yo la cagué y seguro la voy a seguir cagando, siempre fiel a mis valores, a mis principios pero tratando de aprender siempre de ellos”

LUIS DUARTE AYALA, CEO DE AYO AGENCIA DE AUTOR


 

  • ¿Qué malos consejos ves u escuchas que se dan en el entorno de las agencias?

 Creo que todos deberíamos hacer un mea culpa en lo que son los sistemas de inducción a las agencias, vivimos alimentando prejuicios y convertimos hechos folclóricos o anecdóticos como mantras de que “así no más luego es” … racionalizamos malas experiencias y nos olvidamos de las buenas. Y eso se transmite en el clima de las agencias y crea un circulo vicioso entre agencia, cliente, ejecutivos, creativos y proveedores que no hace otra cosa que hacerle mala publicidad a la publicidad. Tenemos que romper con esa práctica y otras a nivel administrativo para volver a ser atractivos para los chicos, después nos quejamos de la rotación, de la falta de talentos. Rockero ya vio pasar a demasiado “Agulla y Bacceti Paraguayo”. Es hora de que eso pare.

  • ¿Qué libros regalarías o aconsejarías leer? 

Para mí la biblia a nivel publicitario y un libro que siempre presto a mis colaboradores es “Confesiones de un Publicitario”, de David Ogilvy. Un must en la literatura profesional, en mi carrera.

  • ¿Tenés alguna frase que te sirva de guía en la vida o en la que pensas a menudo?

 Varias que fui acuñando pero siempre me resumo en una, “Hacer es lo que hay que Hacer”, saber demasiado, el miedo nos paraliza y si no es perfecto los perfectos no lo hacen, yo hago, después veo y voy mejorando.


“Hacer es lo que hay que Hacer”

LUIS DUARTE AYALA, CEO DE AYO AGENCIA DE AUTOR